viernes, 15 de agosto de 2008

Valor de uso, valor de cambio

Un valor de cambio es cualquier objeto o ser vivo que suele usarse para intercambios por otras cosas o seres vivos. Es preciso reducir los valores de cambio de las mercancías a algo que les sea común. Este "algo común" no puede ser una propiedad natural de las mercancías, ya que esta solamente se tiene en cuenta en el valor de uso. Para poder reducir el objeto a una misma expresión, y poder ejercer el valor de cambio, se tiene en cuenta solamente el trabajo humano que contiene dicho objeto, sin tener en cuenta los componentes fisico químicos del mismo. Este trabajo es expresado en el tiempo que le lleva al obrero producir un determinado bien. Siguiendo esta teoría se podría afirmar que cuanto mas perezoso es el trabajador, mayor es el valor del bien. Pero solamente se considera el tiempo socialmente necesario requerido para producir un valor de uso cualquiera, en condiciones normales de producción vigentes en una sociedad y con el grado medio de destreza del trabajador. Recién teniendo en cuenta todos estos requisitos podemos determinar la magnitud de valor. La magnitud de valor de una mercancía se mantendría constante, si también fuera constante el tiempo de trabajo requerido para su producción. Pero éste varía con cambio en la fuerza productiva del trabajo. La fuerza productiva esta determinada por el nivel medio de destreza del obrero, en el estadio de desarrollo de la tecnología y las condiciones naturales, entre otras cosas El valor de uso de un bien está determinado por sus condiciones naturales, es la aptitud que posee un objeto para satisfacer una necesidad.
En un sistema de producción capitalista o de producción de mercancías, debe diferenciarse del valor de cambio, ya que siendo este último una condición social asignada por el mercado, el valor de uso corresponde y es determinado por las condiciones naturales del objeto y tiene real relevancia con la utilidad que podremos obtener de él.
Un ejemplo que parece paradójico es el del agua, que posee un valor de uso importantísimo (ya que es fundamental para el sustento humano), pero que posee un valor de cambio muy bajo. Por el contrario, el diamante, objeto de baja utilidad práctica, posee un muy alto valor de cambio, para la teoría del valor trabajo, debido que su extracción y procesamiento demanda en promedio mucho gasto de fuerza de trabajo. Para la teoría marginalista, debido a la utilidad marginal.
El trabajo es un valor de uso particular: su utilidad consiste precisamente en ser el único creador de valores de uso (los bienes naturales son eventualmente valores de uso, pero no se crean, en todo caso se modifican).
El valor de cambio, en Marx, se refiere a la proporción en que se intercambian las mercancías, una medida cuantitativa determinada por el trabajo abstracto que la produjo, y que en el capitalismo constituye, como universalización del fetichismo de la mercancía, la base de la explotación de una clase por sobre otra. Este valor esta compuesto, en la producción capitalista, por el capital constante (medios de producción) consumido y el capital variable (valor de la fuerza de trabajo) en la producción de mercancías y la plusvalía, margen de ganancia social para el conjunto del Capital, que se concreta en diferentes ganancias individuales por cada capitalista.